Vive para morir otro día - James Bond

Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
John Constantine
John Constantine
Mensajes : 4304
Ver perfil de usuario

James Bond hoy estaría en el paro

el Dom 22 Abr - 6:08
noticia extraida del periódico abc:

Ya hay tres miembros del Servicio Secreto de EEUU que han perdido su puesto por la reciente y escandalosa farra colombiana que incluyó mucho strip-tease, mucha borrachera y hasta una reyertas con prostitutas furiosas porque no les pagaban lo pactado. De los once agentes bajo investigación, uno ha dimitido, otro ha aceptado la invitación a jubilarse por la vía rápida y otro más está recomendado para el despido, aunque tiene la opción de apelar, según The Washington Post. A los otros ocho les han mandado castigados a la oficina, y con la top secret security clearance recortada.


Qué tiempos aquellos en que todos querían ser James Bond, con licencia para matar y, mucho más importante, para multiplicar las golferías. Ciertamente al agente 007 le habría costado más encontrar trabajo al servicio de la Casa Blanca que de Su Graciosa Majestad británica. En la puritana Norteamérica no siempre ser agente secreto o espía ha sido sinónimo de barra libre moral. Ni mucho menos. Solo la CIA históricamente se ha distinguido por su leyenda disoluta, con reuniones estables de Alcohólicos Anónimos celebrándose habitualmente en los cuarteles generales de Langley. En la filosofía fundacional de la CIA hay un núcleo casi romántico de "desobediencia civil", una exaltación del vicio virtuoso y de la ilegalidad con buena intención. El FBI, bajo la alargada y reprimida sombra de Edgar J. Hoover, desarrolló un espíritu mucho más cartujo.

De todos modos lo sucedido en Colombia, y la fulminante reacción posterior, acreditan un endurecimiento radical de la intolerancia pública hacia este tipo de comportamientos. Qué lejos quedan aquellos tiempos en que agentes del Servicio Secreto escoltaban a Marilyn Monroe, recién cantado el Happy Birthday, President, al Hotel Carlyle de Nueva York, donde bien entrada la noche había de reunirse con el presidente Kennedy. Ahora estas cosas no solo no contribuyen a la leyenda de nadie sino que pueden hundir la carrera de cualquiera, agentes secretos incluidos.

Vamos, que hoy en día James Bond estaría en el paro.

Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.